Ejercicios para construir equipos en tiempos difíciles.

Harvard Business Review
Ejercicios para construir equipos en tiempos difíciles .
Pat Olsen .

equipo

Es muy probable que cualquiera que haya trabajado en una corporación sufrió alguna vez un ejercicio vergonzoso e irrelevante para construir equipos. Pero estas actividades no se limitan a dejarse caer de espaldas (confiando en que otro lo sostenga) o a las guerras de pintura. Si se usan bien, pueden elevar la moral, fomentar la cohesión, aumentar la motivación y enfocar al equipo en un problema. Las mejores ayudan a los empleados a aprender sobre la organización.

Aneil Mishra, profesor asociado visitante de Gestión en Fuqua School of Business, realiza un ejercicio de construcción de equipos que es muy popular entre ejecutivos como y estudiantes de MBA. Distribuye tarjetas con mensajes que describen estilos de gestión y pide a los participantes que escojan las que mejor describen sus estilos. Luego, separa a los ejecutivos en cuatro grupos según sus respuestas y, usando el humor, los enfrenta a unos con otros. Mishra “demoniza” a un grupo frente a otro, de modo que sus miembros vean otros estilos como causantes de los problemas en el trabajo. Finalmente, el instructor integra los estilos de gestión e ilustra lo beneficioso de cada uno. Según él, el ejercicio es divertido e ilustrativo.

¿Es un lujo la construcción de equipos?
En un momento en que las empresas monitorean los gastos con tanto cuidado y los empleos se reducen antes de que usted pueda decir “cifras de aumento del desempleo”, ¿pueden realmente los ejecutivos justificar los ejercicios de construcción de equipos?.

Consejos para construir equipos
Aparte de reconocer la situación económica difícil, he aquí tres consideraciones.

.1. Presente problemas del mundo real.
Algunos expertos creen que es crucial enfocarse en escenarios reales, especialmente si construye equipos de ejecutivos, pero también cuando los ejercicios están dirigidos a otros niveles, o a todos. “Un clima económico adverso da una oportunidad a los líderes para que cambien el foco desde el flujo incesante de malas noticias hacia lo que es controlable”, dice Joseph Frontiera, un socio ejecutivo de Meno Consulting, especialista en construcción de equipos. Los ejercicios de simulación también pueden funcionar

Un corolario de esta idea es asegurarse de que los empleados trabajen con lo que aprendieron al volver al trabajo. Ciertamente, hacer que los empleados tengan actividades meramente recreativas como un respiro entre tantas malas noticias puede reducir el estrés y fomentar la unión, e involucrarlos en actividades filantrópicas puede hacer que se sientan bien por estar en la empresa. Pero ninguna de estas actividades se traduce en una ayuda a resolver un problema de negocios inmediato o apremiante, como la forma de mejorar un proceso o reajustarse ante las nuevas circunstancias.

2. Tome en cuenta los diversos estilos y personalidades.
Un empleado puede preferir cierto ejercicio, mientras que otro puede detestarlo. “Use actividades que tengan diferentes roles que escoger, para que todos tengan su espacio”, sugiere Donna Flagg, experta en lugares de trabajo y presidenta de Krysalis Group. O ubique a los empleados en roles distintos de los que suelen desempeñar, de modo que sepan lo que han padecido los otros grupos.

3. Escoja un facilitador que diseñe un programa para usted.
Asegúrese de que la persona o la compañía trabajen en lo que usted quiere lograr en vez de insistir en lo que ellos creen que usted necesita. También tome en cuenta si su enfoque calza con su cultura, aconseja Brian Cole Miller, autor de Quick Team-Building Activities for Busy Managers.

La construcción de equipos no requiere necesariamente un facilitador externo o un momento o lugar especial. Los buenos ejecutivos incorporan elementos de construcción de equipos en su trabajo cotidiano. Peter Emmenegger, un emprendedor de Ontario, recuerda una actividad muy eficaz en General Electric que fue integrada en el proceso regular de desarrollo de producto en su grupo. El grupo de Emmenegger, que producía relés de control para motores de alto voltaje en una planta, se reunía a primera hora en la mañana. Su jefe presentaba los últimos indicadores y comunicaba las necesidades de la empresa. Los empleados después hablaban de los cuellos de botella y de cómo podían cumplir con los objetivos. “Era como si tuviéramos nuestro propio consejo de administración”, dijo Emmenegger. “Y nos hacíamos responsables por los objetivos”.

El profesor Mishra tiene algunas ideas finales para las empresas que aún no deciden si la construcción de equipos es hoy un lujo o no. Sugiere que las firmas no pueden simplemente recortar costos o reducirse para ser exitosas; parte del esfuerzo de reestructuración debe enfocarse en la innovación. Eso no es fácil cuando hay que enfrentar eventos negativos en la organización o un entorno económico difícil, así que es importante diseñar un ambiente que fomente la innovación. “Las compañías pueden decir que en estos tiempos duros, ese tipo de actividades son una pérdida de tiempo”, dice Mishra. “Pero si las empresas quieren encontrar un camino para impulsar la innovación, los ejercicios de construcción de equipos pueden hacer una contribución real al éxito de largo plazo de su empresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: