Confianza Rota.

Harvard Business Review
Confianza Rota…
Síntesis del artículo publicado por Don Moyer.

tasa_canedoFuente: http://weblogs.clarin.com/economia21/archives/tasa_canedo.jpg

Parafraseando a Matthew Bishop en su obra “Economía Esencial”, la confianza es “uno de los activos de la economía de mayor valor, difícil de crear pero fácil de destruir…”. Ciertamente la crisis económica en la que se encuentra inmerso el mundo global es clara muestra de lo frágil que es este valor. Antes de la crisis, había un exceso de gente que confiaba con demasiada facilidad. Entonces sus inversiones desaparecieron, sus abogados no hayan que hacer, y sus hasta entonces respetados consejeros en el tema financiero terminaron resultando unos auténticos bribones. Y no estamos hablando de aquellos incautos que por motivos de formación, preparación o posición en la escala social se convirtieron en presa fácil de la desgracia del crack económico, sino de políticos de altos vuelos, empresarios de gran renombre, abogados, contadores, doctores y otros tantos profesionistas y profesionales que como tú y como yo, vieron en el invertir el mecanismo para acceder a la materialización de sus anhelos -legítimos o no- pero suyos al fin.

Así, la cadena de confianza se rompió. Ahora lo que hay es un déficit de confianza. La economía a nivel global está conteniendo su aliento en espera del regreso de la confianza. Pero mantenernos a la espera de ello y no hacer nada para que suceda sólo empeora las cosas.

David Rhodes y Daniel Stelter, en su libro “Tomando Ventaja del Desastre”, advierten que “la inacción es la respuesta más riesgosa a la falta de certidumbre propia de una crisis económica. Pero las acciones a medias o especulativas pueden ser casi tan dañinas como la inacción”. Una respuesta desorganizada a la crisis puede producir pánico y distraer a la gente de la tarea de encontrar aquellas oportunidades que se ocultan detrás de las “malas noticias”. Las compañías deben tomar acción decidida pero a la vez mesurada en estos tiempos difíciles para asegurar su futuro. Estas acciones requieren sin lugar a dudas, si no una renovación total de la confianza, si al menos un pequeño brinco de fe.

harvard_business_review_4

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: