Colonialismo del siglo XXI.

Foreign Policy, July/August, 2008.
The New Colonialists.
Síntesis y Traducción del artículo publicado por Michael A. Cohen, Maria Figueroa Kϋpçϋ y Parag Khanna.

Fuente: http://www.manitasperu.org/240107.htm

En la actualidad, existen países incapaces de mantenerse a sí mismos. Por esta razón, la ayuda humanitaria de organizaciones no gubernamentales de diferentes países llega a ellos, pero un nuevo colonialismo está surgiendo a partir de este hecho.

Somalia, Congo e Iraq son claros ejemplos de países que no pueden funcionar por sí solos y que se encuentran al borde del colapso. Lo único que los mantiene a flote son las organizaciones internacionales de caridad, agencias de ayuda y consejeros foráneos. Estas organizaciones de ayuda, de forma paulatina, están tomando más y más funciones en los países donde operan, bajo la bandera de fundaciones u organizaciones, pero cuyo rol dentro de las funciones del estado es cada vez mayor. Por ello estas organizaciones, tales como Oxfam y Mercy Corps, entre otras, empiezan a decidir estrategias de desarrollo y políticas internas, conformando así el nuevo colonialismo del siglo XXI.

La principal consecuencia de esto es que se limita el crecimiento de los estados al impedir que desarrollen las habilidades necesarias para realizar sus funciones de manera autónoma en un futuro, creándose así una dependencia constante que no le permitirá al país en cuestión volverse completamente independiente.

Por ejemplo, consideremos el crecimiento de las donaciones tanto en el sector privado como en el público, que se han triplicado en la última década y que va directamente a las organizaciones y agencias privadas, buscando donar la menor cantidad posible a los gobiernos por la falta de creencia en que sus oficiales usarán los recursos de manera adecuada y responsable. Es decir, el dinero va directo a las personas necesitadas. Esto tiene un buen impacto en la gente en cuento a las necesidades básicas de alimento, vestido y salud, pero tiene un efecto fatal en la autoridad de los estados existentes, quienes no aprenden a administrar los recursos.

La intención humanitaria de estas organizaciones que buscan proveer ayuda para las comunidades en estos países es buena, pero los resultados son casi siempre los mismos: la erosión y lento crecimiento del estado, y el aumento de las responsabilidades y el poder de los nuevos colonialistas en el país.

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: