Inversiones que Ayudan.

Forbes, Marzo 24, 2008.
New Money, Big Agenda.
Síntesis y traducción del artículo publicado por Russell Flannery.

Fuente: http://coleccion.educ.ar/coleccion/CD5/contenidos/img/docente/sugeridas/perpectiva-img-5.jpg

Las donaciones altruistas, hasta hace poco, eran criticables y mal vistas en China. De hecho, el partido comunista tenía la idea de que estas podrían buscar el cariño del pueblo con intereses partidistas. Ahora, la situación es completamente distinta. A finales del 2007, este país obtuvo 1,369 donativos, de los cuales una tercera parte fueron del sector privado. Si bien la mayoría de estas donaciones, en estos últimos años, han estado enfocadas a intereses muy particulares, poco a poco se marca una tendencia en dónde el interés primordial son las causas sociales.

Antes de que el comunismo llegara, ese país ya poseía una cultura en donde la nobleza otorgaba un sentido de obligación hacia el pueblo. Durante siglos, los ricos daban a los pobres refugio y comida, ya que la idea del altruismo obliga a la gente a pasar su tiempo inspirando a otros hacia buenas causas (concepto que se conoce bajo el nombre de Jiaohua).

Shi Zhegronge, a sus 45 años, está plenamente consciente de que no se puede pensar en filantropía si no se tiene ni para las comidas de los próximos días. Él es uno de tantos emprendedores que en sus inicios no tuvo tiempo para pensar en labor social, pero desde que su compañía, Suntech Power, en Diciembre de 2005 llegó a la bolsa de valores de Nueva York y ahora tiene un valor de 2.9 billones de dólares, las cosas han cambiado. Shi ha donado ya 2 millones a  Yangshong en China, su pueblo natal, para infraestructura y otros proyectos; 5 millones a la organización de cambio climático de Al Gore; y, 2 millones para el Sydney Theatre Co. con la intención de instalar paneles solares.

Dentro del grupo de personas que están causando impacto con su sentido altruista en este país, podemos encontrar a Lee Shau Kee que con sus 19 billones ha gastado 43 millones capacitando personal de áreas de la salud. Li Ka-Shing, por su lado, con un valor de 26.5 billones ya habla de donar un tercio de su fortuna para mejorar su país. Yang Huiyan, junto con su padre Yeung Kwok Keung donaron el año pasado 32 millones, convirtiéndose con esto en los filántropos con mayor impacto en su país.

Para pensar en grande, hay que ser grande. La gente está más que nunca preocupada sobre el cómo gasta su dinero y en qué lo hace, y esto no es privativo de China. Algunos conocen la pobreza en carne propia. Aparentemente cuando se tiene la certeza de qué está sucediendo con el mundo, se tiene la confianza de donar y ser caritativos sin miedo a que el producto de su trabajo se vea mal encausado. El objetico es que cada donativo llegue a cumplir su meta y mejore la calidad de vida para otros.

Cuando una compañía tiene ventas anuales de 1.35 billones, y crece a un ritmo de 125%, su principal interés debería ser el desarrollo integral de su entorno. El dinero maneja al mundo, pero ahora quienes lo posean tendrá en sus manos grandes decisiones. Dentro de los próximos años, emprendedores como Shi podrán  impactar al mundo en la manera que mejor les parezca. Afortunadamente hay un eco que resuena en los rincones del planeta y que habla sobre conciencia social.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: