Tu estilo de vida podría dañar tu crédito (más de lo que crees).

BUSINESS WEEK, june 30 2008
Your lifestyle may hurt you credit
Síntesis y traducción del artículo en la página 30

Fuente

Los prestatarios saben bien que los pagos tardíos o los saldos pendientes pueden herir su crédito. Pero, ¿qué hay de las visitas al spa, la ida al taller mecánico o las consultas del terapeuta matrimonial? Esas actividades también cuentan. Prestamistas, aseguradoras y otras firmas financieras utilizan sistemas de puntaje de crédito para tomar decisiones relacionadas con los consumidores, como las tasas de interés de sus hipotecas, sus límites de crédito y las cuotas mensuales del autofinanciamiento. Las compañías no quieren revelar sus fórmulas, por lo que para muchos prestatarios, la duda sobre qué factores determinan su destino financiero siempre está presente. Una demanda que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) presentó contra CompuCredit, esclarece un mecanismo cuya existencia los abogados de los consumidores y los políticos sospechaban desde hacía tiempo, y el cuál deja en claro que el comportamiento de compra -y no sólo el historial de pago- sí importa.

CompuCredit afirmaba que los titulares podían usar sus tarjetas de crédito en cualquier parte. Lo que no decían, era que ciertos tipos de compra podían ser penalizados. En el 2006, CompuCredit y otra compañía financiera acordaron legalmente transferir $11 millones de dólares a los consumidores afectados y reformar sus estrategias de mercadotecnia, así como sus procesos de facturación. No obstante, CompuCredit continúa defendiendo este tipo de prácticas: “Cada vez que un consumidor accede a su crédito, se está tomando una nueva decisión para extender un préstamo bancario”. Asimismo, sostiene que este tipo de modelos de puntuación son comunes en todo el ramo.

Con el mejoramiento de las bases de datos y otros avances tecnológicos relacionados, las compañías pueden incluir en sus modelos más factores y criterios que nunca. Los expertos en el área aseveran que las firmas financieras toman en cuenta cada vez más el comportamiento de los consumidores. La preocupación radica en que estas compañías podrían sacar partido de los sistemas de puntaje de crédito de manera injusta o imparcial, por ejemplo, eliminando o limitando a los prestatarios en base a su raza, género u orientación sexual. Por eso, es importante que los consumidores estén enterados de que el registro de su comportamiento de compra está siendo utilizado para determinar su valía crediticia.

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: