Short-selling.

Short-selling: Nasty, brutish and short
THE ECONOMIST, june 2008
Síntesis y traducción del artículo publicado en la página 84.

Ser un vendedor de ventas cortas (short-selling)[1], no es fácil. Los accionistas y gerentes están de acuerdo en que esta es una parte importante del mercado de valores… siempre y cuando una porción de las ganancias se descargue en sus compañías. Y las cosas se pueden volver un poco sucias. En 1995, el ministerio de finanzas de Malasia propuso el azote con palmeta como castigo por el abuso de este tipo de ventas. La verdad es que desde el avinagramiento de los mercados el año pasado, varias firmas financieras han vivido un incremento del short-selling; y unas pocas han manifestado su desacuerdo acerca de las especulaciones injustas.

Las reacciones contra el short-selling generalmente surgen después de un importante declive en la bolsa de valores. Sin embargo, los más conocidos estudios occidentales sobre el tema muestran que las ventas cortas, por lo regular, son benéficas. La Universidad de Yale encontró que mientras más inversores desearan vender en corto un título, este sería más sobrevalorado. En otro estudio de firmas estadounidenses, los resultados arrojaron que las compañías que atacan este tipo de venta, ya sea con declaraciones o tácticas agresivas, son más propensas a tener malas actuaciones en los mercados más amplios. En realidad, la práctica del short-selling no es ningún tipo de magia negra del mercado, sino una estrategia difícil de lograr porque, a largo plazo, el mercado de valores tienda a la alza.

Sin embargo, el abuso de mercado, definido como la venta y compra ilegal de acciones -gracias al tráfico de información privilegiada-, así como la distorsión de cotizaciones, es usualmente perseguido sin que se restrinjan tipos de actividad. Una vez más, los vendedores “cortos” se encuentran con que los reguladores permiten -e incluso laurean- su negocio hasta que los precios caen y alguien debe ser culpado.


[1] Short selling, que en español puede traducirse como “venta corta”, “posiciones cortas” o “venta rápida”, designa la venta de una acción que más tarde pretende ser comprada a un precio inferior al que originalmente fue vendida.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: