Los niños más grandes también quieren vestirse bien.

BUSINESS WEEK, june 30 2008.
Bigger Kids Want to Dress Cool, too.
Síntesis y traducción del artículo en la página 62.

Para los niños a los que hace referencia el título de este artículo, la ropa de los chicos mayores les quedará muy larga de las mangas y las piernas; en cuanto a las niñas, los atuendos de las adolescentes serán demasiado sexy para ellas. Es precisamente aquí donde se encuentra un nicho de venta sustancioso y poco explotado, pero no poco controvertido: la moda para los niños con sobrepeso. Los $6.2 billones de dólares que circulan en el mercado de ropa extra-grande infantil, prueban que esta área es tan redituable como la industria del vestido para adultos en la misma situación. Asimismo, el mercado de calzado para pies pequeños y regordetes, como los modelos introducidos por Lands’ End, ha resultado ser sumamente rentable.

Los padres de estos niños se quejan porque encontrar ropa para sus hijos es difícil y las opciones son limitadas. En Estados Unidos, donde un tercio de los infantes posee una condición de sobrepeso, los minoristas del vestido se han visto lentos a la hora de adaptar sus diseños para cubrir las necesidades de vestimenta de este sector. Algunas marcas de ropa, como la francesa French Toast, comenzaron a ofrecer una gama de estilos extra grandes en el 2006, y desde entonces han ampliado las tallas de sus modelos más vendidos en las líneas regulares. No obstante, aunque cada vez más compañías tratan de satisfacer este nicho, algunas lo hacen de un modo diferente. Old Navy, por ejemplo, vende la mayoría de sus modelos extra grandes a través de Internet. Al respecto, los fabricantes argumentan que utilizan este medio porque las tiendas de ropa se encuentran ya repletas, pero los analistas piensan que estas marcas no quieren ser percibidas como beneficiarias de una tendencia que la mayor parte de la gente considera un problema; o que incluso podrían estar preocupadas porque la ropa para niños con sobrepeso no proyecta una imagen atractiva. El estatus, por lo general, se asocia con la ropa de tamaño “normal”.

Las marcas de ropa se dan cuenta cada vez más de que la ropa extra grande se traduce en ganancias también extra grandes. La mayor parte de las madres de niños con sobrepeso afirman no encontrar fácilmente ropa adecuada para sus vástagos. Sin embargo, la contraparte de este problema también resulta fructífera en términos monetarios. Por eso, crear una línea de ropa para niños considerablemente delgados es la siguiente aventura textil.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: